Organigrama parroquial

LA PARROQUIA CUENTA CON APROXIMADAMENTE 8.000 FIELES

Está servida por un párroco:

Juan Antonio Paredes

I. Diaconías parroquiales:

SERVICIO DE LA PALABRA

- Catequesis de iniciación cristiana: Gloria Bernal

- Catequesis prebautismales: Victor y Paula O'Callaghan

- Catequesis Prematrimoniales: Juan de Dios Sánchez y Beatriz

- Catequesis postbautismales: Luis Espila y Ceci Gómez

- Catequesis de adultos: Juan Antonio Paredes

- Responsables de la página WEB: Rafael Domínguez y Antonio Casas

SERVICIO DE LA CARIDAD

- Cáritas parroquial: Juan Galeote

- Pastoral de la salud: Marisol López Ayuso

- Visita de enfermos: Ana Sánchez

SERVICIO DE LA CELEBRACIÓN DE LA FE

- Equipo de Liturgia y Coro parroquial: José Luis Ortiz y Susi San Juan

- Jueves Eucarísticos y sacerdotales: Rafi Núñez

- Celebración de bodas y bautizos: Juan Antonio Paredes

- Decoración: Reme Saborido

ORGANISMOS PARROQUIALES

- Consejo de Pastoral: Secretario general Rafael Domínguez

- Consejo de Economía: lo preside el párroco

- Escuela de catequistas: Gloria Bernal

- Equipo de pastoral familiar: Cristóbal Valadez

- Mantenimiento: Antonio Callejón

II. Actividades parroquiales ordinarias

- Catequesis de iniciación cristiana: miércoles y jueves (H. 17,30-19,00 de la tarde) y sábados (H.11-13).

- Escuela de catequistas: Viernes (H.17,30-19)

- Formación del Equipo de Liturgia: Viernes (H. 17,30-18,00)

- Formación Pastoral de la Salud: Sábados (H. 17,00-18,00)

- Catequesis Prebautismales. El jueves anterior a primer sábado de mes (H. 20,30-22,00)

- Despacho Parroquial: miércoles, jueves, viernes y sábado (H. 17,30-19,00)

- Confesiones: diariamente, media hora antes de cada misa.

 

  •  

     

    Evangelio del día

    Lunes, 20 de octubre. Lc 12, 13-21. Guardaos de toda codicia

    Uno de la gente le dijo: «Maestro, di a mi hermano que reparta la herencia conmigo.» El le respondió: «¡Hombre! ¿quién me ha constituido juez o repartidor entre vosotros?» Y les dijo: «Mirad y guardaos de toda codicia, porque, aun en la abundancia, la vida de uno no está asegurada por sus bienes.» Les dijo una parábola: «Los campos de cierto hombre rico dieron mucho fruto; y pensaba entre sí, diciendo: “¿Qué haré, pues no tengo donde reunir mi cosecha?”  Y dijo: “Voy a hacer esto: Voy a demoler mis graneros, y edificaré otros más grandes y reuniré allí todo mi trigo y mis bienes, y diré a mi alma: Alma, tienes muchos bienes en reserva para muchos años. Descansa, come, bebe, banquetea.” Pero Dios le dijo: “¡Necio! Esta misma noche te reclamarán el alma; las cosas que preparaste, ¿para quién serán?” Así es el que atesora riquezas para sí, y no se enriquece en orden a Dios.»

     

    Comentario

    El evangelio trata de un asunto muy corriente, aunque muy triste. Dos hermanos que se pelean por la herencia de los padres. A veces, un pedazo de tierra, o un puñado de euros lleva a los hermanos a discutir y a negarse la palabra de por vida. Seguro que todos conocéis más de un caso.

    Jesús aprovecha una ocasión en que un hermano recurre a él para que medie ante su hermano para advertirnos del peligro de la avaricia. Porque el dinero es un ídolo sangriento, y cuando se apodera del corazón de una persona, exige sacrificios humanos; a veces, que le sacrifiquemos a las personas más queridas.

    Y todo, ¿para qué? Para que llegue una crisis y se lleve nuestros ahorros; o como dice Jesús, con cierta ironía amarga, para que los herederos se gasten en francachelas lo que han recibido sin esfuerzo. Pues como suele decir el papa Francisco, nunca habréis visto que, en un entierro, llevan una caja de caudales. Él Señor nos ofrece un horizonte alternativo: que seamos ricos ante Dios; ricos en amor y en buenas obras; y tienes que preguntarte qué te hace verdaderamente rico en el sentido de las palabras de Jesús. Pues tendrás menos dinero, pero vivirás con una alegría mayor.

    Blog del párroco

    Imágenes

    corpus004
    Image Detail