Organigrama parroquial

LA PARROQUIA CUENTA CON APROXIMADAMENTE 8.000 FIELES

Está servida por un párroco:

Juan Antonio Paredes

I. Diaconías parroquiales:

SERVICIO DE LA PALABRA

- Catequesis de iniciación cristiana: Gloria Bernal

- Catequesis prebautismales: Victor y Paula O'Callaghan

- Catequesis Prematrimoniales: Juan de Dios Sánchez y Beatriz

- Catequesis postbautismales: Luis Espila y Ceci Gómez

- Catequesis de adultos: Juan Antonio Paredes

- Responsables de la página WEB: Rafael Domínguez y Antonio Casas

SERVICIO DE LA CARIDAD

- Cáritas parroquial: Juan Galeote

- Pastoral de la salud: Marisol López Ayuso

- Visita de enfermos: Ana Sánchez

SERVICIO DE LA CELEBRACIÓN DE LA FE

- Equipo de Liturgia y Coro parroquial: José Luis Ortiz y Susi San Juan

- Jueves Eucarísticos y sacerdotales: Rafi Núñez

- Celebración de bodas y bautizos: Juan Antonio Paredes

- Decoración: Reme Saborido

ORGANISMOS PARROQUIALES

- Consejo de Pastoral: Secretario general Rafael Domínguez

- Consejo de Economía: lo preside el párroco

- Escuela de catequistas: Gloria Bernal

- Equipo de pastoral familiar: Cristóbal Valadez

- Mantenimiento: Antonio Callejón

II. Actividades parroquiales ordinarias

- Catequesis de iniciación cristiana: miércoles y jueves (H. 17,30-19,00 de la tarde) y sábados (H.11-13).

- Escuela de catequistas: Viernes (H.17,30-19)

- Formación del Equipo de Liturgia: Viernes (H. 17,30-18,00)

- Formación Pastoral de la Salud: Sábados (H. 17,00-18,00)

- Catequesis Prebautismales. El jueves anterior a primer sábado de mes (H. 20,30-22,00)

- Despacho Parroquial: miércoles, jueves, viernes y sábado (H. 17,30-19,00)

- Confesiones: diariamente, media hora antes de cada misa.

 

  •  

     

    Evangelio del día

    Domingo, 31 de julio. Lc 12, 13-21. Buscad los bienes de allá arriba.

    Dijo uno del público a Jesús: “Maestro, dile a mi hermano que reparta conmigo la herencia”. Él le contestó: “Hombre, ¿quién me ha nombrado juez o árbitro entre vosotros”?. Y dijo a la gente: “Mirad; guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes”. Y les propuso una parábola: “Un hombre rico tuvo una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos: “¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo: “Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el grano y el resto de mi cosecha. Y entonces me diré a mi mismo: Hombre, tienes bienes acumulados para muchos años; túmbate, come, bebe y date buena vida”. Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche te van a exigir la vida. Lo que has acumulado, de quién será?”. Así será el que amasa riquezas para sí y no es rico ante Dios”.

     

    Comentario

    Como digo con frecuencia, es frecuente escuchar a personas decir que desean tener mejor calidad de vida. Y considero que es un anhelo legítimo y profundamente humano, pues en el fondo del corazón humano existe una tendencia profunda hacia la plenitud. Precisamente, la tendencia que nos lleva a la búsqueda y al encuentro con Dios.

    Lo que importa es clarificar bien en qué consiste esa calidad de vida. Cuando se limita a los bienes materiales y al individualismo reinante, dicha “calidad de vida” nos deshumaniza y termina por impedir al hombre avanzar hacia su plenitud, porque somos algo más que materia. Creados a imagen y semejanza de Dios, hemos nacido para amar y para convivir con el otro.

    La segunda lectura de la misa de hoy, tomada de la carta de san Pablos a los fieles de Colosas, nos invita a buscar “los bienes de arriba”. No se trata de evadirnos de la existencia de cada día, sino de desarrollar el compromiso con los derechos humanos, en trabajar por la justicia, en buscar el rostro de Dios vivo y en amar con pasión a Dios y al hombre. En la medida en que avancemos en esta dirección, encontraremos la paz interior, la alegría, la bondad, la grandeza de alma y la experiencia de la misericordia. Esa es mejor calidad de vida que puede encontrar una persona.

    Cuando se pone el corazón en las riquezas, en el poder y en la fama, nuestra condición humana se empobrece. El evangelio de hoy presenta un caso muy frecuente: La lucha y la discordia entre los hermanos de sangre por un puñado de euros. Y en lo tocante al poder, basta ver el espectáculo lamentable de esos políticos de nuevo corte, que se han apoderado de los votos de los ciudadanos para conseguir más poder, y se han olvidado de servir al pueblo que los ha votado. Y en lo tocante a la fama,  no creo que los llamados famosos sean ejemplo para nadie.

    Si queréis de verdad calidad de vida, acercaos a Jesucristo y pedidle fuerza y luz para buscar las cosas de arriba. Como dice el salmo de la misa, “ojalá escuchéis hoy su voz”, la voz de Dios y no endurezcáis el corazón ante su llamada insinuante.

     

     

    Y HASTA AQUÍ HEMOS LLEGADO. ESTO QUIERE DECIR QUE, A PARTIR DE HOY, NO RECIBIRÉIS ESTOS COMENTARIOS. DENTRO DE POCAS SEMANAS CAMBIARÉ DE COMUNIDAD AUTÓNOMA, DE RESIDENCIA, DE DIRECCIÓN Y DE ACTIVIDADES. OS AGRADEZCO A TODOS VUESTRA BÚSQUEDA DE DIOS Y VUESTRA COMPAÑÍA. COMIENZA UNA NUEVA ETAPA DE MI VIDA, LA QUE ME CONDUCIRÁ A “LA HORA DE LA VERDAD” Y AL ENCUENTRO CON DIOS EN PLENITUD. DOY GRACIAS A JESUCRISTO POR LA MISIÓN QUE ME CONFIÓ Y A VOSOTROS POR VUESTRA AYUDA. REZO POR TODOS.

    Blog del párroco

    Imágenes

    P7160196
    Image Detail