Organigrama parroquial

LA PARROQUIA CUENTA CON APROXIMADAMENTE 8.000 FIELES

Está servida por un párroco:

Juan Antonio Paredes

I. Diaconías parroquiales:

SERVICIO DE LA PALABRA

- Catequesis de iniciación cristiana: Gloria Bernal

- Catequesis prebautismales: Victor y Paula O'Callaghan

- Catequesis Prematrimoniales: Juan de Dios Sánchez y Beatriz

- Catequesis postbautismales: Luis Espila y Ceci Gómez

- Catequesis de adultos: Juan Antonio Paredes

- Responsables de la página WEB: Rafael Domínguez y Antonio Casas

SERVICIO DE LA CARIDAD

- Cáritas parroquial: Juan Galeote

- Pastoral de la salud: Marisol López Ayuso

- Visita de enfermos: Ana Sánchez

SERVICIO DE LA CELEBRACIÓN DE LA FE

- Equipo de Liturgia y Coro parroquial: José Luis Ortiz y Susi San Juan

- Jueves Eucarísticos y sacerdotales: Rafi Núñez

- Celebración de bodas y bautizos: Juan Antonio Paredes

- Decoración: Reme Saborido

ORGANISMOS PARROQUIALES

- Consejo de Pastoral: Secretario general Rafael Domínguez

- Consejo de Economía: lo preside el párroco

- Escuela de catequistas: Gloria Bernal

- Equipo de pastoral familiar: Cristóbal Valadez

- Mantenimiento: Antonio Callejón

II. Actividades parroquiales ordinarias

- Catequesis de iniciación cristiana: miércoles y jueves (H. 17,30-19,00 de la tarde) y sábados (H.11-13).

- Escuela de catequistas: Viernes (H.17,30-19)

- Formación del Equipo de Liturgia: Viernes (H. 17,30-18,00)

- Formación Pastoral de la Salud: Sábados (H. 17,00-18,00)

- Catequesis Prebautismales. El jueves anterior a primer sábado de mes (H. 20,30-22,00)

- Despacho Parroquial: miércoles, jueves, viernes y sábado (H. 17,30-19,00)

- Confesiones: diariamente, media hora antes de cada misa.

 

  •  

     

    Evangelio del día

    Martes, 16 de septiembre. Lc 7, 11-17. Jesús resucita a un muerto

    Es uno de los pocos milagros en los que Jesús toma la iniciativa, sin que nadie se lo pida. Quizá porque la condición de las viudas en Israel de aquel tiempo era muy triste y Él supo acercarse a los que sufren. Un viuda no podía heredar los bienes del marido, y menos los del hijo. Aquella mujer anónima lo había perdido todo, y Jesús se conmovió.

    Algunos estudiosos han intentado dar un vuelco espiritual a este milagro, porque les cuesta creer que Jesús de Nazaret pudiera resucitar a un muerto. Pero los datos están ahí: Naín era un pueblo próspero de Galilea y la gente podía comprobar la verdad del relato de Lucas. Estas cosas se creen o no se creen, y no hay forma de convencer a quien se ha cerrado a Dios.

    Resulta también muy llamativo que Jesús hiciera algo que estaba severamente prohibido por miedo a contaminarse: tocar a un cadáver. Lucas nos dice que se acercó al féretro y lo toco. Y en vez de contaminarse y caer en la impureza, devuelve al muerto a la vida. Y acompaña su acción con un gesto de infinita ternura: se lo entrega a su madre.

    Es el estilo de Jesús de Nazaret: hacerse presente en medio de nuestro dolor y nuestros miedos, enjugar todas las lágrimas, y vendar todos los corazones destrozados. En un mundo que sacraliza la muerte, que apuesta por el terrorismo, el abandono de los inmigrantes en sus pateras, el aborto y la eutanasia, se revela como el Dios de la vida.

    Blog del párroco

    Imágenes

    370
    Image Detail